jueves, mayo 19, 2016

Diálogos con...


-->
...Es que el frío me pone a pensar al mismo tiempo que tiemblo en cada resquicio de mi cuerpo. 
No es preciso entender, no necesitas. Lo que pasa es que, desde hace un tiempo -que va desde un ayer lejano, hasta sólo segundos fugaces de hoy- me he metamorfoseado en los instantes del universo.

No hay que extrañarse de estos colapsos e implosiones esporádicos, es sólo que el azul reflejo de mi fisonomía, en tus espejos, extraen lo más profundo que hay en los míos siniestros.

No lo lamentes tampoco, sucede que ya soy yo y todo; incluso cargo también contigo, entonces mi memoria se vuelve infinito placer y castigo, guía; también, manan ocasiones en que visualizo en latitud - y paralelo- aquel próximo horizonte poseedor de perpetuos caminos y descubro, sin pensar, que tras esa leve curvatura convexa, eres tú quien se encuentra, eso hace que despierte súbitamente de mi letargo y entonces el mundo ya no es el mismo mientras afuera llueve.
En resumen pasa que no pasa nada, es sólo que el tiempo está enamorado y lleva tu nombre en la espalda.


LaTITuD UnIvERSo AzUl PaRaLeLo

No hay comentarios.: